La población de un país o una región se puede clasificar según la edad y según el sexo. Para poder analizar la población de un lugar es esencial conocer bien su composición o estructura.